Sintiéndose vivo con Pulsation

27 Junio 2017 - Amigos, Meditación

Una vez, cuando estaba trabajando como terapeuta de Osho Pulsation en Dinamarca, una mujer que vamos a llamar Jane, vino a mí quejándose de dolores crónicos en el estómago. Ya se había hecho varios exámenes médicos que le habían dejado claro que físicamente no había nada malo.

A partir de nuestra conversación inicial se hizo evidente que sus dolores no tenían que ver con su sistema digestivo, y que estaban más relacionados con las tensiones en su diafragma y los músculos del abdomen. También tenía dolor en la espalda, en el área del corazón y otros lugares más de su cuerpo. Para explorar el contenido emocional de esos dolores, combinamos una serie de diez sesiones individuales de Osho Pulsation durante un período de tres meses, período en el cual ella iba a participar de meditaciones activas diarias.

Osho Pulsation es un método de psicoterapia que evolucionó de dos corrientes importantes del Movimiento de Potencial Humano. Un grupo que hizo un quiebre radical en la psicoterapia convencional a finales de los 60, la corriente Neo-Rechiana, con trabajo corporal y con respiración, como era enseñada en el Instituto Radix al sur de California. La otra corriente fue la visión de Osho. Entonces con la respiración y el trabajo corporal diseñé Osho Pulsation, que está enraizado en el proceso de liberación emocional profundo desarrollado por Wilhelm Reich, el psicoanalista austríaco discípulo de Freud. Sus experiencias pioneras con la energía de vida y de la sexualidad humana influenciaron muchas de las psicoterapias humanistas actuales.

El elemento común que vincula a Osho y Reich es su amor abundante de vida combinado con los descubrimientos revolucionarios sobre la forma de liberar el espíritu humano aprisionado. Ellos insisten sobre los derechos de todos los seres, jóvenes y mayores, para vivir de acuerdo con los instintos naturales del cuerpo. Ellos honran y celebran nuestro deseo humano de amar y ser amado. Ambos reconocen que la negación de nuestras necesidades sexuales y psicológicas están en la raíz, no solo en nuestras neurosis, sino también en nuestras enfermedades mentales mas graves y el repudio de lo natural ocasionó una herida generalizada en la naturaleza humana.

Estamos todos psicológicamente, socialmente y religiosamente condicionados. Y la mayoría de las personas ni siquiera están conscientes de eso. Los padres, los familiares, las escuelas, las iglesias, todos fuerzan a los niños a vivir, pensar y sentir de una manera restricta y muy por debajo de su potencial. Aprendemos que los niños no deben llorar y las niñas no deben enojarse. Se nos dice que todos deben ocultar sus sentimientos sexuales y amorosos, o mejor todavía, ni siquiera tener ninguno. Y como niños, hacemos lo que ellos quieren porque precisamos de su amor y su aprobación. Para ser buenos nos convertimos en deshonestos emocionales y nos privamos de nuestros sentimientos reales, en otras palabras, nos volvemos falsos. Crecemos con miedo, culpa, enojo y depresión, moldeándonos para adecuarnos a la idea de alguien que debemos ser. Y este intento de encajar en algún molde de otra persona crea tensión y, finalmente, enojo. ¿Quién quiere ser forzado a una forma fija contra su voluntad?

Como resultado, nos enfermamos tanto física como psicológicamente. ¿Pero qué es exactamente la represión? Muchos de nosotros tenemos una noción, pero pocos tenemos idea de cómo esta represión se relaciona con nuestras propias vidas. La represión nos obliga a renunciar a lo que es vibrante dentro nuestro y nos hacemos monótonos y sombríos energética y emocionalmente. Nuestra represión se hace superficial. Nos tragamos nuestras lágrimas, retenemos nuestro enojo, y hasta suprimimos la alegría y la risa. Forzamos nuestros sentimientos no expresados dentro del inconsciente, donde permaneces enterrados vivos, pudriéndose secretamente, como una herida abierta. Las represiones se manifiestan con actitudes de carácter rígido, como un hombre que se hace extremadamente ansioso si no vive su vida rutinaria regido por el reloj, o una mujer que a pesar de su deseo de compartir su amor, rechaza a los hombres debido a un viejo miedo inconsciente de rechazo de su propio padre. Y ellos también se manifiestan con tensión muscular en el cuerpo, una tensión se mantiene por el esfuerzo constante para mantenerlo bajo control o que está escondido en el inconsciente.

Eso nos lleva nuevamente a Jane, cuyas tensiones crónicas en su diafragma y el abdomen se manifestaban con un severo dolor. Las dos imaginábamos que podría ser debido a defensas profundamente enterradas y cerradas en su sistema que se remontaban a su primera edad, cuando su supervivencia estaba en juego. ¿Y cómo desbloquearlas nuevamente? Osho Pulsation es la técnica que usamos. Ella nos ayuda a sentir las tensiones y reconocerlas por aquello que son, represiones bloqueadas en el cuerpo físico.

La técnica más básica de Osho Pulsation es la respiración, que da a las personas experiencias directas de su propia energía vital. Esto es conocido en Oriente como Prana o Chi, o por Reich como Orgón. La respiración profunda invita a experiencias poderosas que pueden abrir puertas interiores para emociones fuertes y pueden ofrecer momentos de claridad aguda. La respiración también genera intensos sentimientos de placer. Son fundamentales para Osho Pulsation los ejercicios de Bioenergética, ejercicios energéticos y corporales orientados para soltar lo que Reich llamó la Coraza Muscular. Con la respiración profunda, y con el trabajo directo del terapeuta sobre los músculos –una especie de masaje profundo– combinados con sonidos desinhibidos del paciente y movimientos corporales, las tensiones antiguas y emociones bloquedas son eliminadas. Osho dice:

Wilhelm Reich descubrió que toda enfermedad mental cuenta con un desarrollo corporal, un paralelismo en el cuerpo; algo que se ha muerto en el cuerpo, que se ha tornado sólido. Y a menos que esa zona del cuerpo se relaje, que el bloqueo se disperse y que la energía corporal vuelva a ser un flujo, será imposible liberar el espíritu. Hay que romper con la reclusión, hay que deshacerse de la armadura.

Mi trabajo con Jane siguió su proceso gradual de liberación de su Coraza Muscular. Comenzamos con la relajación del cuerpo y ejercicios de respiración para ayudarla a movilizar una gran cantidad de energía aprisionada dentro de ella. Con el correr de las semanas las capas de miedo fueron liberadas, especialmente de sus ojos, mandíbula y garganta. Ese miedo estaba centrado en torno a una incapacidad fundamental para ser ella misma, para mostrase a sí misma, no sólo su enojo y poder, sino también su lado salvaje y su sensualidad. Ella siempre se sintió juzgada y condenada por sus padres y nunca se permitió afirmar su verdadero espíritu. Este miedo gradualmente le dio lugar al enojo que explotó un día de forma espontánea, en una afirmación de vida, que sin duda, estaba alojada por años dentro de su inconsciente. Después de esa sesión los dolores y las tensiones se aliviaron, y ella comenzó a sentirse cada vez más viva y vibrante en su vida diaria.

Después de eso, vinieron capas de dolor y llanto, una tristeza conmovedora que, cuando llegó al fondo, de repente se transformó en un deseo: un extender las manos, y finalmente un sentimiento de recibir amor y una aceptación que ella nunca había tenido. Al final de esa sesión, Jane me miró con sus ojos brillantes, abierta, confiada, profundamente en contacto con su propio ser. Era como si hubiésemos viajado juntas entre las capas de su auto-protección, como si fuese una cebolla. Ella terminó en su centro puro y vacío, profundamente relajada y silenciosa, pulsando con la vida. Pulsation la ayudó a reconectarse con su sentido natural de bienestar energético.

Las Meditaciones de Osho son un método para el trabajo del que hablaba. Aunque sean de alrededor de 30 años atrás, estas meditaciones, aún son únicas. Son activas, son meditaciones catárticas para el hombre y la mujer modernos que tienen dificultades para sentarse en silencio y dejar que el cuerpo y la mente se relajen. Las personas están muy tensas, estresadas y trabadas en sus pensamientos. La Meditación Dinámica, la Kundalini y otras que usan el movimiento vigoroso del cuerpo, nos dan la posibilidad de sacar afuera todas las tensiones físicas y mentales que impiden la relajación y la armonía interior. Estas meditaciones son parte de Osho Pulsation.

Osho Pulsation afirma la vida del cuerpo y de nuestro deseo humano de amar y ser amados. El trabajo para quitar todo lo que nos pasó y quedarnos en el camino del flujo positivo y espontáneo de la energía vital, para liberar la alegría natural y celebración que ella trae. Al dar a las personas el espacio para expresar sus sentimientos negativos que se acumularon a través de su vida, la carga de estas emociones dolorosas, pueden ser liberadas como energía pura. Se adquiere un relajamiento profundo, una mente más silenciosa y un corazón que está más abierto al amor. Los sentimientos que fueron rechazados en la infancia por culpa de la vergüenza ahora son aceptados y adoptados. Lo que estaba desequilibrado encuentra equilibrio interior, y lo que estaba fragmentado, se vuelve armonioso e integrado nuevamente.

 

 

Dónde practicar Meditación Activa Osho y Pulsation

  • Meditación Activa Osho: en los Centros Osho y otros lugares donde se practique.
  • Curso de Meditación Activa Osho: tomá el curso para recibir las indicaciones y la música, para practicarla solo o compartirla con otras personas. Más info
  • Retiro de Pulsation en Argentina: Del 6 al 10 de diciembre Aneesha visita Buenos Aires para compartir un retiro de 4 dias. Más info

Publicado por

Publicado el 27 Junio 2017 | Ver sus artículos | +Osho Akeed

Dejá tu comentario

Su email no será publicado. Campos requeridos *

768 a 983
480 a 767
479