La meditación como arma contra el estrés

23 mayo 2010 - Actividades, Prensa

Santo Domingo

Entre el 4 y el 9 de junio el consultor y facilitador terapéutico argentino Dhyan Tab Dar, experto en las técnicas meditativas del maestro hindú Osho, impartirá dos cursos en el país: “Transformación de la conciencia y muerte del ego” y “El zen. Hacer para no hacer. Enfoque y éxito en el mundo de los negocios”.

Tab Dar coordina el centro Osho Akeed de Meditación y Transformación en Buenos Aires, Argentina; pero no siempre estuvo ligado a este mundo.

Conoció las enseñanzas de Osho tras una búsqueda que comenzó en 1987, como consecuencia de una profunda crisis existencial.

Al respecto, cuenta: “Comencé una búsqueda abandonando las categorías intelectuales de los conocimientos hasta ese momento adquiridos que habían sido mirados y leídos desde una perspectiva impregnada de dogma y miedo. A medida que soltaba estructuras y confiaba más en mis señales internas, la vida comenzó a cambiar para mí”.

El cambio del que habla lo llevó además a compartir con otros su “descubrimiento”.

Aportes de la meditación

En opinión de Tab Dar, el mayor aporte de Osho (1931-1990) radica en la posibilidad de obtener, a través de la meditación activa, la transformación del ser humano, que este observe la vida desde su naturaleza y no desde sus condicionamientos.

Con la meditación, un término muy manoseado pero no siempre bien comprendido, se logra recuperar la capacidad de observar la realidad más allá de los juicios.

Esta cualidad, dice, nace con el ser humano, pero se pierde a medida que se desarrolla el ego.

En definitiva, el coordinador del centro Osho Akeed de Meditación y Transformación en Buenos Aires, afirma que la meditación es positiva para el ser humano porque con ella se retorna a la “fuente real” de sabiduría-conciencia, y por lo tanto de la creatividad, condición indispensable para expandir la capacidad creadora que todos poseen.

La base de esa transformación requiere de una “limpieza consciente”. Es decir, así como la conciencia se llena de creencias a lo largo de la vida -creencias que, paradójicamente, fueron necesarias para crecer- para seguir creciendo se hace necesario tomar distancia de los condicionamientos para que el individuo se reconozca en su esencia.

“La práctica de la meditación se convierte en la llave antiestrés”, asegura. “La vida deja de ser una lucha para convertirse en un fluir que acompaña el camino personal (misión) de cada uno”.

¿Muerte del ego?

La muerte del ego es uno de los conceptos que manejará Tab Dar en sus talleres en el país, los cuales son organizados por Bellarey, empresa de publicaciones, educación ejecutiva y eventos.

“El ego no es malo ni bueno -expresa Tab Dar-, el problema con el ego llega cuando somos sus sirvientes y no su amo”.

La mente o ego tiene una energía neutra, que es potencialmente “condicionada” por múltiples factores que le dan sustento en el plano de las creencias.

Transitar hacia el camino de “la confianza interior” es la tarea del buscador espiritual; luego la persona se puede convertir en ama de este amigo llamado “ego”.

En ese punto, explica, “tener en cuenta ‘todo’ convierte la metáfora de ‘mirar el bosque y no solo un árbol’ en la conciencia transformadora, más allá de nuestro ego o sistema de creencias”.

Según sus seguidores, las técnicas meditativas desarrolladas por Osho tienen utilidad en la vida empresarial.

Tab Dar las resume en las siguientes: la posibilidad de aumentar la eficiencia práctica sin tensión y, por ende, la ampliación de la visión para la toma de decisiones concretas, y el aumento de la capacidad de “coraje”, tarea a la que los profesionales y empresarios están expuestos cotidianamente en el marco de un sistema de presiones.

Los talleres que impartirá en junio en el país tienen como objetivo verificar la eficiencia de las técnicas de Osho en el plano personal y grupal. “Deberían asistir todos: hombres y mujeres, profesionales y empresarios inquietos por encontrar dentro de ellos mismos la fuente del poder real para crecer en esta vida”, concluye Tab Dar.

Fuente: listindiario.com

Publicado por

Publicado el 23 mayo 2010 | Ver sus artículos | +Osho Akeed

3 comentarios

  1. Ajasta Bali

    Casualmente, después de compartir mi experiencia contigo sobre la meditación encontré que OSHO ha planteado en sus charlas que tanto la meditación para el meditador como el amor para el amante se pueden convertir en una adicción… ambas son un puente para llegar a la otra orilla, pero en ocasiones no queremos cruzar el puente y sencillamente construimos toda nuestra existencia sobre él… tanto el meditador como el amante en algún punto de su vida deben abandonar a la meditación o a su amante.. para convertirse a sí mismos en la meditación o en el amor… sino estas dispuesto a abandonar, entonces es una adicción, una limitación en si misma…. una trampa de la mente.
    Esto te lo escribo como cultura general, jamas debe sustituir a la experiencia… o sea que si quieres obtener una repuesta cierta, esa respuesta debe ser totalmente tuya… y eso solo lo conseguirás abriéndote a ti mismo a la experiencia.

    5 julio, 2010 a las 9:21 pm · Responder
  2. Ajasta Bali

    Desde mi experiencia puedo compartir contigo el que si miras la meditación desde afuera, desde la mente y sus condicionamientos, la meditación será todo lo que desees poner en ella… si la vives y la practicas, entregándote totalmente a la experiencia, el que pueda ser una adicción, ni te lo planteas.

    24 junio, 2010 a las 1:15 am · Responder
  3. Bodfi

    ¿No se han planteado que la meditación puede ser una adicción más?

    18 junio, 2010 a las 3:27 pm · Responder

Dejá tu comentario

Su email no será publicado. Campos requeridos *

768 a 983
480 a 767
479