Testimonio de Alberto - Temazcal de agosto 2011

Testimonio de Alberto – Temazcal de agosto 2011

27 Agosto 2011 - Testimonios

Todo empezó como en una Película.

Estaba en un bar, al fondo, contra la ventana. La mañana fria, ventosa, amenazaba llovizna, era uno de esos días que sin melancolía, van bien en la cama con pierna.

El mozo fue como el zumbido de una mosca, fuera pensé. Y allí apareció por una puerta del costado, como de un merto noventa y mas de 100kgs, cuello polar rojo furioso en la cabeza, al estilo de gorro frigio, poncho con cuello y anteojos ahumados; pensé que lo habia visto en Egipto, pero nunca habia estado allí.

Afuera sentadita en una mesa chupando el aire helado con las rodillas juntas estaba Susana, tenía el filo de los ojos rojos, esa parte que las mujeres suelen disimular con rimel.

-Hola, dije.

-Nos vamos, dijeron, sin muchas presentaciones.

Alguien me había dicho que el auto se parecía al de Batman, pero no era así. Lo que sí estaba lleno de cosas, apenas si entrabamos.

Las cinco esquinas con cruce de avenidas incluido, presagiaba una maniobra paciente y sincronizada con el corte de semaforos; el auto estaba a medio subir a la vereda, como cuando vas a entrar al garage; puso la marcha atras sin esperar y se dio cuenta que era imposible que no nos llevaran puestos, entonces sin dudar dijo: esto no se hace, puso primera… y encaró por la vereda!!!

Capitulo II

Manejaba como una gacela, casi se deslizaba; parecía un suspiro, o para ser mas preciso era el viento que nos echaron un par de camiones en la Panamericana. Me preguntó como estaba Trenque, y le contesté: Estamos bien pero vamos mal (le tiré una onda), los dos pasamos por la politica, y sabía que respondería. Me gustó su manera de ver las cosas.

Susana tiene algo en la voz, venía en el asiento trasero, y no podía verle la cara. Me transportó 30 años atrás, hablamos pavadas y me gustaron sus modos. No recuerdo bien pero casi seguro hice algun comentario sexual, y parece que fue la causa que hizo que nos pasaramos y aparecieramos en Pilar.

En la casa estaba Gladys y fuimos los cuatro a almorzar a lo de Nucha. (Me clave un guiso de mondongo inolvidable) y ahí senti que lo conocia de toda la vida. Ese hombre grande en tantos sentidos hacía bromas, peleaba con amor a la dueña del restaurat, y me trató con naturalidad.

Tan lejos y me sentía en casa, adelgacé 30 años de golpe, y volví a jugar como cuando era chico.
Hacía frio, pero bailar mas de una hora es una gran meditación, y meditando no hay mundo exterior.
Los seres humanos somos tres cosas, cuerpo, mente y espiritu. El cuerpo satisface a la mente, y la mente proteje al espiritu.

Y ahi comienzan nuestros problemas. Somos muy inteligentes, cada vez mas. Que cagada, el remedio es veneno.

¿A cuantas cosas no nos animamos? ¿Cuantas libertades nos debemos? Que cargamos en nuestro espiritu? ¿Nuestro desarrollo personal es suficiente? ¿O debemos ampliar nuestro ego?

¿Alguien podrá ayudarnos?

Y ahi fuimos al Temazcal, que todavía era parte del futuro.

Tercer y último capítulo

Las arañas cuando descubren un lugar, lo primero que hacen es llenarlo de telas. Todos caerán allí.
Con nuestro ego pasa parecido, van llegando, vamos juzgando. Y no hablamos, suponemos.

En mi caso, hablé mucho, demasiado. Y como venía del campo, aparecieron los animales, y también juzgamos a los animales sobre todo cuando intentan reproducirse. Pobre Leon cree que es el rey de la selva, y con ese pitito. Y el mito de la oveja y el campesino solitario.

A alguien se le ocurrio que podíamos hacer una pelicula con eso. ¡¡Y venderla!!

Me parece que se fue creando un clima en el que nadie podía hacer preguntas demasiado serias o profundas pues corria el riesgo de que las respuestas iban a tener un doble sentido o iba a ser tomado para la joda; decir boludeces era el tema preferido.

Que Lindo, Que lindo.

Ya estábamos jugando, sin proponerlo, como los niños.

Las meditaciones siguieron, cada vez mas adecuadas, cada vez mas lindas. Jose Casualidad no Existe.

¡¡¡Y que cartita que saqué!!!

Cada uno sacó lo que tenía que sacar.

Me gusta la magia de Tab. Estoy absolutamente seguro que es mago. Aun cuando Absoluto y Casualidad sean hermanos y a seguro lo hayan llevado preso.

El Temazcal fue magia.

Cada uno vio lo que tenía que ver, y vivió lo que tenia que vivir.

Yo, la pasé magnifico.

¿Yo? ¿quien era yo?

Gracias a Todos.

Publicado por

Publicado el 27 Agosto 2011 | Ver sus artículos | +Osho Akeed

4 comentarios

  1. alejandra

    Hola Alberto!!
    tu relato es hermoso y siento una alegria inmensa de q hayas vivido esa experiencia!!
    es la primera ves q entro al blog soy de mar del plata quisiera tene novedades de las actividades y deseosa de participar en algun momento no muy lejano!!! besos

    6 Septiembre, 2011 a las 7:27 pm · Responder
  2. Myriam

    Hola Alberto!
    Me divierte mucho tu forma de transmitir 🙂
    No pude estar en ese encuentro de Temazcal espero poder estar en el proximo, me diste mas ganas aun.

    Buena vida!

    5 Septiembre, 2011 a las 1:22 pm · Responder
  3. Diana

    Alberto.!…Me hiciste reir…..tus metàforas dicen todo…..y me transmites tantas ganas de vivir, de dar, y muy fuerte los momentos vivenciados en el temazcal.
    Gracias Alberto por compartirlos….tan simpàticamente y ….siento que voy a incursionar en las meditaciones de Osho.
    Un abrazote.
    Diana.

    4 Septiembre, 2011 a las 3:47 pm · Responder
  4. Patricia

    Alberto!
    que lindo lo que te paso, me alegro silenciosamente por ti.
    Cariños!

    31 Agosto, 2011 a las 3:43 pm · Responder

Dejá tu comentario

Su email no será publicado. Campos requeridos *