Testimonios sobre el Curso de Meditación de Agosto

Testimonios sobre el Curso de Meditación de Agosto

1 Septiembre 2010 - Testimonios

La experiencia del taller de Meditaciones estuvo fantástica, asimismo las distintas situaciones vividas dentro de mi, aportaron conocimientos de mi mundo interior que quizás no sabía que existían como dificultades.
María

El taller realizado hace unos dias me llevó a conocer partes de mi no identificadas. A darme cuenta de mis espejos, los cuales reflejaban claramente lo que soy y lo que fui; me divirtió un caso que lo
llamé “la soberbia” porque me impactó tanto esto que me paso viajando en el bus, una señora enojada se quejó porque la máquina no le regresó 10 centavos y a la pobre con tanta mala suerte se le cayeron el resto de las monedas, lo cual me llevó a la reflexión inmediata, qué tan importante era una moneda si tenia otras? Eso no termina ahí, cuando se acerca a mi lado me miró con una cara de mayor enojo y eso me provocó una gran pena porque me dí cuenta que yo también era de esa manera y al instante le sonreí y obviamente no recibi respuesta, lo cual me causó mucha risa. Pero lo particular es que le di un aliento de frescura a mi corazón y me invadí de alegría y amor. Me di cuenta que me encanta estar loco y que puedo hablar pavadas y tonterias con un título jajaja! pero en el momento de ser es hacha que corta la soga tengo una sutileza que la víctima del ego sale feliz y con su corazón en paz. ¡Ya no soy el terapeuta de! Soy sólo Gus de las rastas. Alguien que despertó y aún lo sigue haciendo, sorprendiendome a cada instante… estoy muy atento a las señales y no dejo que “juan ego” aflore! Lo invito a que se retire e su cuarto en el fondo del pasillo. En este momento no estoy practicando porque no tengo la música porque se los pase a mi amiga a quien me acompañó, pero este finde, si empiezo con mis labores reiniciando la conexión. De todos modos no podía hacer nada por que una gran peste me dejó de cama. Les mando un abrazo y gracias por lo concedido. ¡Nos vemos en la segunda!… ¡Quiero más!
Gustavo

Un encuentro maravilloso conmigo. Fue una experiencia movilizadora, una puerta hacia mis dimensiones poco conocidas, o más bien poco vivenciadas, me descubrí muy amplia… Que grandioso me pareció entregarme a lo que surgía… y en una oportunidad me experimenté como niña pequeña llorando y riendo, percibía como brotaba el movimiento en distintas zonas de mi cuerpo y se desplazaban como en ondas hasta que se expresaban en la garganta, en potente llanto, y que placer poder llorar de esa manera, expresar ese movimiento, liberarme del dolor de ahogar la expresión obturando la garganta… ¡Y lo mismo con la risa! Viví el momento en que risa y llanto no son cosas distintas. Sentirme un infante mientras al mimo tiempo lo observaba, era el infante y el observador… Sentí la transformación del cuerpo, desde mi sensación habitual de cierta rigidez y de cansancio, que “hace” movimientos, hasta un cuerpo que fluye, con una agradable soltura, que permite al movimiento expresarse, ya no “hace” sino que “permite” que se haga, que se manifieste una energía viene desde el interior… maravilloso. Y con ello la sensación de VIDA, y un tremendo alivio de dejar de hacer esfuerzo porque el esfuerzo no es necesario, ¡no hacía falta! Comparto con ustedes estas dos sensaciones, ¡hubo muchas más! Unas intensas otras muy sutiles, y todas hermosas, aún en profundo dolor fue, al mismo tiempo, hermoso y sanador. Por supuesto, sigo practicando con las técnicas, sigo explorando mis dimensiones, las que más me gustan son la kundalini, todas las de los chakras, no dimensiones y llanto risa y silencio, y estoy incursionando en la devavani. Aunque las 12 son herramientas muy poderosas. Gracias, muchas. Un abrazo.
Gisela

Para mi fue sumamente enriquecedor compartir dos dias de trabajo intenso, que a diferencia de otros “métodos” la experiencia es lo que vale, lo que nos “habilita” para compartir las meditaciones con otros amigos del camino… Perderse encontrarse… presencia ausencia… corazón mente… heridas sanación… kundalini… energía vital… sentir animarse… exponerse… crecer y volar… Meditación es la experiencia más maravillosa por la que afloran las respuestas profundas… Parte de mi aprendizaje es simple no “olvidarme” de meditar… no perderme en el camino… estar presente… sentir… sentir y sentir… Miles de métodos para meditar hay en el mundo, y valiosos… pero cuando se prueba esta “técnica”, creada por el Maestro Osho, tan fuerte, demoledoramente amorosa, tan para la VIDA… para mi no existen demasiadas dudas. Me estoy preparando para la Convivencia del 11 y 12 de setiembre… descanso- trabajo, en fin… minivacaciones para el alma!!! Muchos cariños para todos!!! Muchas gracias!!!
Natividad de Tandil

Publicado por

Publicado el 01 Septiembre 2010 | Ver sus artículos | +Osho Akeed

Dejá tu comentario

Su email no será publicado. Campos requeridos *